Tengo un amigo, que hasta no hace mucho, seguía usando las cabinas telefónicas. Es curioso como avanza el tiempo y como sin darnos cuenta lo que nos rodea cambia, muta, evoluciona o simplemente desaparece.
Objetos del pasado futuro, ¿cuantos de ellos quedan alrededor nuestro? ¿cuántas cabinas telefónicas podéis contar en vuestra ciudad? ¿que melancólicas conversaciones han transcurrido entre sus cables? ¿Acaso no siguen ahí, palpitando?

Fujitivas_III