Hoy, mientras daba un paseo me ha sucedido algo curioso. Estaba comprobando unas tomas realizadas en la cámara, un coche ha pasado rápido frente a mí, para después dar marcha atrás, colocarse justo donde estaba y parar. Yo le conocía a él, y yo a él, le sonaba. Él es Meco, fotógrafo de la localidad, y al final, sí que nos conocíamos en el fondo. Hemos hablado un poco sobre fotografía, fotógrafos y aparatos. El pasado y el presente, pintura, miedos y odio. Todo muy rápido, muy comprimido. Ha sido curioso. Nos vemos, cazador.

275 - Meco