Lo malo de lo analógico, en este caso la fotografía en color, es que es lenta. Dependes de terceros, sobre todo de tiempo. No me he olvidado, sigo por aquí, reflexionado, no he dejado ni uno ni otro tipo de fotografía. Lo interesante de lo analógico aunque muchas veces te llevas chascos, como películas no expuestas, royos atascados y cámaras que no te responden del todo como quisieras, es eso, los experimentos. Y la expectación que uno se crea, casi olvidándose por completo de qué o a quien a fotografiado, de donde y cuando, de las dobles y triples exposiciones.

Es el aspecto, la estética, lo melancólico de las imágenes lo que me está llevando por caminos mas lentos, no se si mejores, pero seguro que sorprendentes. La espera y la ilusión de un niño esperando un paquete para abrirlo y ver que hay en él.

Summer