Fujitivas_42 "Black side mountain"

Así que, de ese modo nos refugiamos. En el interior todo l oque necesitábamos, un baño, un par de habitaciones y una cocina que comunicaba con el salón y la puerta principal. Pero lo que mas me llamó la atención fue la ventana, cubierta por unas toscas cortinas, me impresionó, parecía una auténtica pintura.

Imaginé miles de situaciones posibles, como siempre. alguien buscando su propio destino, un escritor apartado del mundanal ruido, extrañas parejas de habitación, una cruel ruptura que le llevó a medicarse y beber mas de la cuenta. Una escapada de viejos amigos, en la cual beben y comen, ríen y recuerdan tiempos mejores. Todo ello se veía a través de una ventana, en una cabaña a unos pocos kilómetros de Lanquimay, Chile.