Fujitivas_XXIV

Me plantaría allí, en una pequeña casa, con un pequeño porche mirando la puesta de sol y escuchando absolutamente nada. Por la noche encendería un pequeño fuego y cocinaría cualquier cosa para comer, abriría una botella de vino barato o cerveza y me la bebería mirando el infinito y a las estrellas. Así, infinitas veces, hasta el ocaso. Ah, y suena “Planet Caravan