– ¿Y si todo se tratase de un viaje urbano ?
– ¿Cómo? No logro entenderte…
– Sí, un viaje, en un autobús, todos hacinados, sin hablarse, aguantando la respiración, las horas,imaginando el resto del día, y quizás también la noche.
– Sigo sin entenderte.
– Da igual, me bajo en la siguiente parada.

V