Fujitiva_46 " Budi Lake "

Allí, en esa ventana se encontraba isabel. Debería ser una persona mayor, de unos ochenta años por lo menos. Las agujas del reloj no llegarían a las 11 de la mañana, y ella hacía ya un buen rato que estaba despierta. Tenía su casa completamente vacía, poco a poco se quedaba “diáfana”, pero no así su vida, pues siempre encontraba que hacer en su preciosa casa frente al lago Budi, el único lago salado de América.