Hace unos meses estuvimos en un “cursillo” de pintura japonesa, conocida como “sumi-e”. Descubrí que es muy complicado, que todo tiene un sentido, y que pudo haber estado organizado mucho mejor. Me quedo con lo que pude, y aquí mi visión. El Kanji, fué realizado por el maestro. Yo solo lo he extrapolado.

Aire